LUNAR EN LA PIEL Y MELANOMA

melanoma madrid

LUNAR EN LA PIEL Y MELANOMA

Un lunar común es una lesión en la piel que se forma cuando las células pigmentadas (melanocitos) crecen agrupadas. Normalmente se localizan en las partes de nuestro cuerpo más expuestas al sol.

Aunque la mayoría de los lunares comunes pueden estar presentes desde el nacimiento, usualmente aparecen más tarde en la niñez. Los lunares siguen formándose en la mayoría de las personas hasta cerca de los 40 años de edad.

Su tamaño medio suele ser de unos 5milímetros de ancho, su forma redonda u ovalada, con una superficie lisa y el borde bien definido. Debe presentar un color uniforme que puede variar del color rosado al marrón.

Cuando tenemos lunares con apariencia diferente a la descrita anteriormente, los denominamos lunares atípicos, ya que son más grandes que un lunar común, su superficie puede ser diferente y presentar cierto relieve, sus bordes pueden presentar irregularidades y su color variar hasta el punto de presentar diferentes colores dentro del mismo lunar.

Los lunares atípicos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, tanto las más expuestas al sol, por ejemplo, la espalda, como las que menos como senos o cuero cabelludo.

La presencia de lunares, sean comunes o atípicos, nos recuerdan la necesidad de revisarnos dermatológicamente la evolución de nuestros lunares, así como de proteger nuestra piel del sol, los rayos ultravioleta o las cabinas autobronceadoras. Hay que evitar a toda costa las quemaduras solares y broncearse al sol, con el fin de evitar que estas lesiones desarrollen malignidad y generen cáncer de piel.

melanoma madrid

¿QUÉ ES UN MELANOMA?

El melanoma es el tipo más agresivo de cáncer de piel que existe. Se genera en los melanocitos. Las células responsables de producir la melanina, el pigmento que da color a la piel. Como la mayoría de los melanocitos están en la piel, suele presentarse por toda la superficie cutánea.

No conocemos la causa exacta de todos los melanomas, lo que si sabemos en la gran incidencia que tiene sobre su aparición la sobre exposición solar, la radiación de los rayos ultravioletas o el abuso de las lámparas autobronceadoras.

El melanoma es un tipo de cáncer que, si se diagnostica a tiempo, presenta altos porcentajes de curación. Como siempre que hablamos de cáncer, la clave está en el diagnóstico precoz del mismo. Si no se detecta a tiempo, es un tipo de cáncer agresivo ya que se expande con facilidad a otros tejidos cercanos provocando metástasis a otras partes de cuerpo como los pulmones, hígado, huesos o cerebro.

Pese a su agresiva expansión, es un cáncer que se diagnostica de una manera rápida y eficaz, ya que mediante una simple revisión dermatológica se puede detectar, no es necesario someter al paciente a ninguna prueba agresiva o invasiva como nos ocurre con otros tipos de cáncer. De ahí la insistencia de recalcar la importancia de las revisiones dermatológicas regulares de nuestros pacientes, así como de que nuestros pacientes conozcan las señales de alarma que pueden hacernos sospechar la aparición de una lesión cancerosa.

SÍNTOMAS DEL MELANOMA Y PERFIL DE RIESGO

A nuestros pacientes siempre les insistimos en que si detectan:

    • Que algunos de sus lunares cambian de color
    • Si cambia el tamaño, es decir el lunar se vuelve más pequeño o más grande y sin uniformidad
    • Observa un cambio en su forma, textura o altura
    • La piel de la superficie de cualquier lunar se vuelve seca o escamosa
    • El lunar se vuelve duro o se siente con bultos
    • Tiene sensación de picor o incomodidad
    • Sangra fácilmente

Acudan de inmediato a nuestra consulta para una revisión digitalizada de sus lunares, donde estudiaremos su evolución y valoraremos los posibles tratamientos a aplicar.

Existen una serie de criterios que se consideran universales a la hora de catalogar a las personas más vulnerables de padecer melanoma. En estos casos, se hace obligatoria la revisión dermatológica de forma periódica:

    • Si existen antecedentes de melanoma en la familia
    • Si se ha padecido un melanoma con anterioridad
    • Si se detectan 50 o más lunares atípicos
    • Si se han sufrido quemaduras solares durante la infancia y/o juventud, o se ha hecho uso continuado de lámparas UVA o lámparas autobronceadoras
    • Si se pertenecer al fototipo de piel claro (personas con piel clara, pelo rubio, pelirrojo y/o ojos claros)

DIAGNÓSTICO Y PREVENCIÓN DEL CANCER DE PIEL

Localizar, ver, y observar la evolución de los lunares, a través de la exploración dermatológica, es la técnica que posibilita comprobar el grado de peligrosidad de los mismos. Hoy en día, la medicina ha evolucionado tanto de la mano de la más alta tecnología, que nos permite prevenir, diagnosticar y realizar seguimientos digitales más precisos y rigurosos.

 

DERMATOSCOPIA PARA LA REVISIÓN DE LUNARES

En nuestro centro en Ruber Internacional Paseo de la Habana, contamos con la dermatoscopia digitalizada para el diagnóstico y seguimiento de las lesiones cancerosas cutáneas. El fotofinder o dermatoscopia digitalizada es  una técnica complementaria a la exploración física dermatológica tradicional, que valora todo tipo de lunares. En la actualidad, es la herramienta más precisa que existe para la prevención del melanoma, y la detección precoz de todo tipo de lesiones cancerosas.

¿CÓMO FUNCIONA?

El sistema Fotofinder realiza una monitorización digitalizada de todos los lunares, o lesiones cutáneas pigmentadas que presentan nuestros pacientes, y obtiene un listado de fotografías dermatoscópicas de alta definición desde diferentes ángulos.

Su software de almacenamiento y gestión de imágenes posibilita un estudio comparativo en las siguientes revisiones para comprobar in situ la evolución real de las lesiones de los pacientes.

Es garantía de medicina predictiva al cien por cien ya que es una de las principales técnicas médicas que permiten la detección precoz del cáncer, en este caso, de piel. Pero, además, la dermatoscopia digitalizada lleva incorporado un sistema de análisis de lesiones pigmentadas que proporciona información a los dermatólogos para adoptar decisiones clínicas según el diagnóstico.

Este tipo de revisión es rápida y está contemplada en el plan de salud de las principales compañías aseguradoras.

Nuestra unidad de dermatología avanzada cuenta también, con un equipo de dermatólogos especializados y cirujanos plásticos que de forma conjunta ponen en marcha protocolos médicos personalizados ante cualquier lesión sospechosa que precise su extirpación. Realizan pruebas de imagen, están formado en la técnica quirúrgica MOHS, llevan a cabo el estudio del ganglio centinela y realizan según el caso, un estudio genético del paciente.

alba gomez derma

Dermatóloga especialista en Regeneración Capilar y responsable de la unidad de medicina capilar de

Instituto Médico Ricart en Ruber Internacional Paseo de la Habana 43

No Comments

Post A Comment

Call Now Button