PROTECCIÓN SOLAR EN NIÑOS

PROTECCIÓN SOLAR EN NIÑOS

El 80% de la radiación solar que nos va a afectar en nuestra vida la absorbemos en la infancia.

De ahí que sea fundamental la prevención de quemaduras solares en los niños ya que se reducirá drásticamente las posibilidades de desarrollar melanoma en la edad adulta.

Además este verano vivimos una situación excepcional, ya que durante los meses que hemos estado confinados ha provocado que nuestra piel y la de nuestros hijos, esté más sensible que nunca a la exposición solar.

Si en condiciones normales y según datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el 88% de los españoles comprende que una exposición al sol excesiva aumenta el riesgo de cáncer de piel, pero solo el 18% se protege adecuadamente, ante una situación tan extraordinaria como la vivimos, va a requerir que dupliquemos nuestros esfuerzos por proteger nuestra piel del sol ya que los riesgos de quemaduras pueden aumentar si no tomamos las medidas adecuadas.

proteccion solar niños

Cada año se diagnostican 5 mil nuevos casos de melanoma en España y unos 75 mil de cáncer de piel cutáneo no melanoma. “El melanoma es el cáncer de piel con peor pronóstico. No obstante, si se detecta de forma precoz existe un 80% probabilidad de curarlo”, afirma el Dr Ricardo Moreno dermatólogo oncológico de la unidad de dermatología avanzada de Ruber Internacional Paseo de la Habana, además”, añade, “una completa información sobre el melanoma es la medida de prevención más importante, ya que anticiparse al diagnóstico reduce en casi un 90% las posibilidades de que sea mortal”.

El dermatólogo insiste en que “la educación solar debe empezar en la infancia” y destaca la relevancia de que los padres acudan junto a sus hijos a las revisiones anuales, puesto que se estima que cuatro de cada diez españoles tendrán cáncer de piel a lo largo de su vida.

¿CREMA SOLAR O EXISTEN OTRAS OPCIONES?

El Dr Moreno nos comenta que “con la llegada del verano los índices ultravioletas suben a niveles altos (6-7/11) y muy altos (8-9/11) con un riesgo elevado de quemadura solar, especialmente para los niños. Broncearse rápido es un mecanismo de defensa de la piel muy agredida por el sol, significa que no hemos acertado en proteger del sol al niño, es aceptable un bronceado leve al final de un verano, pero no “completamente bronceado” al tercer día de verano”.

“Actualmente tenemos muchas herramientas para proteger la piel de los más pequeños”, comenta el especialista: “no solo está la crema solar: están las prendas de vestir con protección solar contra los rayos UV, UVB e IR, este tipo de prendas son muy recomendables para niños de pieles muy claras.

Acostumbrarles a descansar por ratos a la sombra mientras comen, leen o escuchan música, y reforzar la crema protectora con la protección solar oral. Podemos combinar algunas o todas estas herramientas para conseguir una mejor protección global durante las vacaciones o las actividades que supongan una exposición al sol prolongada por parte de los niños”.

Muchas personas creen que con solo aplicar una protección de factor 50 a base de crema es bastante para proteger del sol la piel de nuestros pequeños, pero en ocasiones no es suficiente, ya que va a ser necesario que reforcemos la protección de nuestra piel con otros elementos

Además, deberemos utilizar otro tipo de protectores como ropa técnica que ya está preparada para que los rayos no la atraviesen y dañen nuestra piel ,gorras, camisetas, monos.., pantallas, parasoles o sombrillas.

Es importante destacar que si se utiliza una gorra o se está debajo de una sombrilla, no hay que dejar de aplicar a nuestra piel una crema de protección alta, ya que los diferentes tipos de fotoprotección son siempre complementarios.

PROTECCIÓN SOLAR DE LOS BEBÉS

 El Dr Moreno comenta “que siempre habíamos recomendado no exponer directamente al solo a los bebes, pero a día de hoy existen en el mercado protectores solares con recomendación de aplicación desde 0 meses. No obstante, yo sigo recomendando que los niños tan pequeños no se expongan directamente al sol, ya que la barrera defensiva de su piel todavía no está completamente desarrollada y pueden sufrir daño solar”.

El Dr Moreno es muy claro: “no debemos demonizar el sol, el sol sano existe y es necesario para sintetizar vitamina D, pero la cantidad de sol necesaria para esto se adquiere apenas con que la cara y las manos reciban menos de 10 minutos de luz solar, sobre todo en verano. compensa más ponerles la crema y lo poco que atraviese la crema cuando hayan pasado horas desde que la aplicamos, ahí tenemos el sol sano”

Para finalizar, el Dr Moreno nos recomiendo que involucremos a nuestros hijos en la protección solar, “cuando tengan edad para comprenderlo, explicadles cuánto bueno nos da el sol, y el daño que nos puede hacer… no lo veremos de inmediato pero sí de mayores, y así… implicadlos en esta sensatez para exponerse al sol. ¡los niños nos sorprenden! ¡¡contar con un niño concienciado es mucho más fácil que estar todo el día encima de él para que se deje cuidar!!”

alba gomez derma

Dermatóloga especialista en Regeneración Capilar y responsable de la unidad de medicina capilar de

Instituto Médico Ricart en Ruber Internacional Paseo de la Habana 43

No Comments

Post A Comment

Call Now Button