ALOPECIA FEMENINA

ALOPECIA FEMENINA

La caída de cabello y la pérdida de densidad capilar son dos problemas muy frecuentes en las mujeres, que en muchas ocasiones, y a pesar de la repercusión que pueden llegar a tener en su autoestima o estado de ánimo, se quedan solo conocimiento de sus allegados o su centro de belleza de confianza

¿QUÉ DIFERENCIA EXISTE ENTRE LA ALOPECIA FEMENINA Y LA MASCULINA?

Como en muchas otras enfermedades, la afectación capilar se manifiesta de forma diferente en hombres y en mujeres, con diferentes zonas de pérdida, diferentes edades de aparición o diferentes problemas asociados, pero la pérdida de cabello puede aparecer en ambos y el diagnóstico y tratamiento será necesario adaptado no solo a las características propias del género sino también a las de la persona en sí misma y sus circunstancias específicas.

alopecia madrid femenina

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DE LA ALOPECIA FEMENINA?

Existen dos grandes motivos de preocupación en la salud capilar de las mujeres: la caída de cabello y la pérdida de densidad o afinamiento progresivo del tallo piloso en algunas áreas del cuero cabelludo. Estos dos síntomas, aunque en ocasiones se entremezclan y se asocian, pueden ser el reflejo de dos patologías diferentes del cabello: el efluvio telógeno y la alopecia androgenética femenina.

Hablaremos en esta ocasión de estas dos patologías por ser las más frecuentes en las mujeres, aunque no por ello sea menos importante un correcto diagnóstico inicial por parte de un dermatólogo especializado en regeneración capilar, que pueda identificar correctamente esta enfermedad, y no obviar otros posibles diagnósticos o cuadros solapados, conllevando a un tratamiento incorrecto del problema.

¿QUÉ HAGO CUANDO SUFRO UNA ABUNDANTE CAÍDA DE PELO?

Cuando el principal motivo de consulta es la caída del cabello, es muy probable que la paciente esté sufriendo un efluvio telógeno. Esta patología es más frecuente en otoño y primavera pero también puede acontecer tras una cirugía, un parto, un problema importante de salud o bien una situación vital de estrés. El ciclo vital del cabello es muy sensible a los cambios que ocurren en nuestra vida y acontecimientos que incluso han podido pasar desapercibidos para nosotros, pueden verse reflejados en el cabello, como una caída llamativa concentrada en unos pocos meses. El ciclo vital del cabello pasa por una serie de fases, desde que se origina un nuevo tallo piloso, hasta que se cae para dar lugar a uno nuevo. En general, este ciclo vital ocurre de forma independiente en cada uno de los folículos de nuestro cabello, y conlleva una caída diaria de entre 20 y 100 cabellos al día, que se considera normal para poder renovar de forma progresiva nuestro pelo. Sin embargo, estos acontecimientos mencionados, pueden influir en el ciclo vital de nuestros folículos, haciendo que muchos de ellos pasen de forma simultánea y repentina a una fase de caída cuando todavía no correspondía según su calendario preestablecido.

Nos encontramos por tanto con una caída aumentada concentrada en unos pocos meses, normalmente no más de 6, de un mayor número de tallos pilosos al que estamos acostumbradas y esto puede ser realmente alarmante. Además, muchas veces esta caída no ocurre de forma inmediata tras el problema identificado, la cirugía o el parto, si no que puede existir un lapso de tiempo de entre 3 y 6 meses desde el acontecimiento hasta el inicio de la pérdida de cabello.

alopecia androgenetica madridA pesar de que se trata de un cuadro frecuente, que prácticamente a todas las mujeres les ha ocurrido alguna vez en la vida, es necesario un diagnóstico correcto por parte de un dermatólogo tricólogo, que descarte otras causas de caída capilar aceleradas, desencadenadas por déficits vitamínicos en la analítica o por problemas del sistema inmune.

Una vez que se ha llegado a la confirmación diagnóstica de efluvio telógeno, mediante la identificación del posible desencadenante, el estudio de los bulbos de los pelos desprendidos así como el conteo del número de tallos que se desprenden en la exploración, se pueden ofrecer tratamientos que acorten el proceso, si bien es cierto que durante un determinado espacio temporal esta caída de cabello se va a ver aumentada.

Se solicitará una analítica para descartar déficits específicos que agraven la pérdida de cabello y se puede plantear un plan de complementos vitamínicos para el cabello por vía oral o en mesoterapia o incluso utilizar los factores de crecimiento del interior de nuestras plaquetas para frenar la caída, el llamado PRP. Además si el problema se prolonga en el tiempo, durante más de 6 meses, cosa que ocurre en un porcentaje muy bajo de pacientes, se podrán emplear fármacos que actúen de forma directa sobre el ciclo vital del cabello, prolongando su fase de crecimiento y por ello retrasando su entrada en fase de caída, a nivel tópico o aplicado o bien por vía oral.

Es importante saber que en el 90% de los casos el efluvio telógeno es un tipo de caída auto limitado, que cederá en 3-6meses, cuando la renovación generalizada del cabello por esta influencia de factores externos en su ciclo vital se haya completado, pero no por ello no debe ser atendida por el especialista dermatólogo tricólogo, proporcionando un correcto diagnóstico en primer lugar y por otro lado aportando todas las herramientas de tratamiento para que la caída ceda en el menor tiempo posible.

Aunque para la paciente se trata de una emergencia capilar, el especialista sabe que es un cuadro con principio y fin, y que se trata de una patología agradecida en la mayoría de los casos, ya que tras la caída llamativa y concentrada, y aunque temporalmente el grosor de la coleta se vea mermado de forma importante, al cabo de unos meses (menos si se apoya en el tratamiento), se habrá recuperado la densidad capilar inicial con la entrada de todos los folículos pilosos que se habían caído de forma simultánea en un nuevo ciclo vital de crecimiento.

Es necesario entender este proceso y su comportamiento para poder manejar los tiempos de tratamiento y no caer en una situación de mayor preocupación que dificulte la recuperación del cuadro.

Cuando el principal motivo de consulta es la pérdida de densidad capilar de forma progresiva, es muy probable que la paciente esté sufriendo una alopecia androgenética. La alopecia androgenética se debe a una sensibilidad aumentada de la raíz del folículo piloso a la hormona testosterona circulante en nuestro torrente sanguíneo.

Qué es la alopecia androgenética y cómo debemos tratarla, lo trataremos en otro post de nuestro blog.

alba gomez derma

Dermatóloga especialista en Regeneración Capilar y responsable de la unidad de medicina capilar de

Instituto Médico Ricart en Ruber Internacional Paseo de la Habana 43

No Comments

Post A Comment

Call Now Button